Por el estiaje, 14 lagunas del complejo Cuyabeno se quedaron sin agua

Es la peor sequía en 19 años, la falta de agua ha reducido a pequeños charcos 12 de las 14 lagunas del Cuyabeno, en Sucumbíos. Una situación similar se vivió en 2004, recuerdan los comuneros y lo confirma el Ministerio de Ambiente. Peces y reptiles muertos aparecen en las orillas. La mayoría son devorados por las aves. Otros permanecen como evidencia del calentamiento inusitado de las aguas y la falta de oxígeno.

En la temporada de lluvias, que se extendía hasta octubre, las 185 hectáreas de la laguna grande debían estar inundadas, con una profundidad de hasta cinco metros. Hoy ese espacio tiene charcos que no superan los 15 metros cuadrados y los 50 centímetros de alto. Las aguas de esta laguna debían descender recién desde noviembre a causa de la sequía propia de la temporada. Pero este año todo es diferente.

Los macrolobios, árboles que resisten las inundaciones y los más característicos de la laguna, sobreviven al temporal, algunos están secos. El bosque inundado de Igapó parece un desierto. El Ministerio de Ambiente asegura que esta sequía tiene relación con el c a l e n t a m i e n t o global que ha provocado el desplazamiento anticipado de los peces, reptiles y mamíferos como el delfín rosado y nutrias a zonas más bajas en busca de agua.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

SIN POLÍTICA ENERGÉTICA LOS APAGONES SEGUIRÁN

Ecuador está abandonado a su suerte y a las puertas de nuevos cortes. Es justo reconocer que el actual gobierno enfrenta una situación en su mayor parte heredada, con contratos ya firmados y embrollos perennes, pero la ciudadanía tiene derecho

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore