Turu: Un rincón mágico para crear en Manta

Suany Cantos, co-propietaria de Turu, arte en cerámica, comparte la inspiradora historia detrás del nacimiento de su emprendimiento que creó junto a su suegra, Aida Herrera. Fue Aida quien la incentivó e introdujo a utilizar y crear en arcilla, ya que cuando vivía en Quito trabajaba con este material y también se dedicaba a la pintura. Al sumergirse en el mundo de la cerámica, Suany se apasionó y decidió tomar cursos para perfeccionar su técnica.

La idea de crear un espacio en Manta donde compartir sus conocimientos y habilidades con la comunidad surgió de Suany y su suegra. A pesar de abrir apenas una semana antes de la pandemia y al verse obligadas a cerrar temporalmente, continuaron perfeccionando su concepto de emprendimiento y ofreciendo cursos. En el 2020, reabrieron en un nuevo local en la calle 24, teniendo una gran acogida.

Hace dos años, en octubre, se trasladaron al sector de los Gavilanes. Por otra parte, Suany menciona que su trabajo le recuerda la alegría de su niñez al jugar con plastilina.

Turu ofrece dos tipos de talleres: uno desde la creación inicial, hasta la pieza final, lista para ser pintada, y otro centrado en técnicas avanzadas. Los participantes pueden asistir individualmente o en grupo, y hay opciones de paquetes personalizados, guiados por Suany y Aida.

Este emprendimiento ha sido fundamental para fomentar la interacción social con la comunidad, llegando incluso a colaborar con escuelas locales.

Suany invita a la ciudadanía de Manta y otros cantones, a disfrutar de este espacio que estimula la imaginación. Ya sea en ocasiones especiales como el Día del Padre o simplemente para crear un recuerdo inolvidable, en Turu, cada experiencia se convierte en una obra única que perdurará en el tiempo.

Chunkylab el emprendimiento de Alejandra Salazar

Durante la pandemia, Alejandra Salazar y su mejor amiga decidieron emprender juntas como una forma de pasar el tiempo. Salazar recuerda que los inicios fueron difíciles, ya que experimentaron en la cocina y tuvieron aciertos y errores. Tras muchos intentos, lograron dar con la receta ideal que obtuvo un gran éxito. A pesar de que eventualmente tuvieron que separarse debido a circunstancias personales, algunas clientas se mantuvieron fieles y confiaban en su trabajo, lo que la llevó a la idea de establecer su propio emprendimiento independiente llamado Chunkylab.

Chunkylab ofrece diversas variedades de galletas bajo pedido, a través de su cuenta de Instagram o en su punto de ventas, PadelMar. El nombre del emprendimiento se basa en “Chun” de chocolate, ya que la mayoría de sus productos son elaborados a base de este ingrediente, y “lab” por el constante espíritu de experimentación en la cocina.

Salazar destaca que disfruta enormemente creando postres y se siente encantada con la buena acogida que ha tenido su emprendimiento. “Me sorprende, porque he vendido un montón, y estoy atenta a las opiniones de mis clientes para poder mejorar mi servicio”, menciona.

Entre las galletas más populares se encuentran las chochips, por su generosa cantidad de chocolate, y las red velvet.

Salazar enfatiza que creer en tu emprendimiento y producto es crucial, a pesar del agotamiento y desafíos que puedan surgir en el camino. Destaca que el emprendimiento toma tiempo y va creciendo poco a poco.

MÁS CRÓNICA

MÁS NOTICIAS

Crónica

La Policía realizó diferentes operativos en Manabí

En una rueda de prensa realizada en el UVC de Manta, el Coronel Fabary Montalvo, comandante de la Subzona 4 de Manabí, informó sobre los diferentes operativo realizados en la provincia, entre ellos, el operativo zero impunidad, en donde se incautó 300 paquetes de cocaína, en la vía Sucre.

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore