Cuenca espera que las lluvias continúen para que los caudales se mantengan estables

Las precipitaciones registradas durante el 23 de abril en Cuenca permitieron un aumento leve en los caudales de sus principales ríos. Así lo anunció la empresa operadora de agua potable, alcantarillado y telecomunicaciones, Etapa; además de detallar que, actualmente, todos mantienen un estado normal.

 Los ríos Tomebamba, Yanuncay, Tarqui y Machángara, en la capital azuaya, son altamente importantes para la generación eléctrica del país, pues junto con el río Santa Bárbara, en Gualaceo, alimentan a las centrales hidroeléctricas Mazar y Paute Molino. 

Entre las 14:30 a las 17:30 del 23 de abril, el estado de los ríos tuvo los siguientes niveles, medidos por metros cúbicos por segundo (m3/s): Tomebamba: pasó de 2,76 a 4,83 m3/s Yanuncay: pasó de 5,17 a 4,81 m3/s Tarqui: pasó de 2,05 a 3,15 m3/s Machángara: pasó de 4,58 a 6,16 m3/s Los embalses de todas las hidroeléctricas se recuperan Las lluvias del 22 de abril permitieron que las cuencas de todas las centrales hidroeléctricas aumenten sus niveles, aseguró el ministro encargado de Energía, Roberto Luque.

 Explicó que esto redujo “la magnitud” de los cortes de energía eléctrica, pero fue enfático al decir que “seguimos dependiendo de las condiciones climáticas”. Luque detalló que las precipitaciones de este lunes posibilitaron la recuperación de 1,2 metros del embalse de Mazar y alrededor de cinco metros el 17 de abril. Esto permitió la generación de 110 MW en Mazar; mientras que el embalse de Paute se incrementó en 1,9 metros. 

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

EL PESIMISMO TENDRÁ QUE PASAR DE MODA

La lucha contra la desnutrición crónica infantil fue uno de los programas emblemáticos del gobierno del presidente Guillermo Lasso. Desgraciadamente, la pompa excesiva que se hizo de la iniciativa y, a la vez, el marcado interés de la nueva administración

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore