Chile decide si acepta una constitución

El rumbo que tomó el segundo proceso constituyente atrapó al progresismo chileno en una gran paradoja: defender la Constitución vigente, que repudió por décadas por su origen dictatorial, ante la posibilidad de aprobarse una propuesta de carta magna con sello conservador y considerada más regresiva que la heredada. 

El contrasentido es tal que la extrema derecha, que nunca apostó por cambiar el texto fundamental vigente, junto a la derecha tradicional, defienden en el plebiscito de este domingo sustituir el redactado actual; mientras que quienes siempre habían insistido en una nueva propuesta ahora apuestan por mantenerlo. 

“Tal y como quedó la Constitución de 1980 reformada es mucho mejor que esta propuesta de nuevo texto constitucional, que refuerza normas que antes fueron problemáticas”, dijo a EFE la politóloga de la Universidad de Chile Claudia Heiss. Los conservadores, que tuvieron mayoría en el consejo que escribió el nuevo proyecto, defienden que «recoge» preocupaciones actuales como la seguridad o la migración, y aseguran que su aprobación pondrá fin a los cuatro años de incertidumbre institucional que provocó el estallido social de 2019. La izquierda, en cambio, califica el texto de «dogmático» y denuncia que supone «retrocesos» en derechos sociales

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

ACCIÓN EMPRESARIAL CONCERTADA

Los índices de ventas y empleo son un reflejo de cómo les está yendo a las empresas en este 2024. Las estadísticas oficiales que hablan de una menor facturación y de mayor dificultad para crear trabajo adecuado retratan un escenario

Leer más »
OPINIÓN

EL BOOM DE LOS PODCASTS

En la era digital, el auge de los podcasts ha revolucionado la forma en que consumimos información y entretenimiento. Este fenómeno ha transformado tanto la producción de contenido como su distribución a través de las redes sociales, ofreciendo oportunidades y

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore