Los Hinchas de Liga de Quito pasaron de la tensión a la fiesta

Si algo ha caracterizado las finales de Liga de Quito ha sido el sufrimiento. Y esta última ante Fortaleza no fue la excepción. El ambiente de fiesta que los hinchas armaron un poco más de una hora antes del inicio del partido, fue cambiando a suspenso y tensión mientras pasaban los minutos. El gol de Juan Martín Lucero cuando iniciaba el segundo tiempo (48’) y que daba la ventaja a Fortaleza provocó un silencio en los diversos lugares donde los aficionados albos seguían el juego. Pero esto duró poco, ante los cánticos de apoyo a la U y la confianza de una remontada. En el norte de Quito, donde se concentraron los integrantes de la barra Los Dinosaurios, una de las más antiguas, nunca se perdió la esperanza. Los gritos de “dale, dale” se repetían de forma insistente en cada ataque de los u n i v e r s i t a r i o s .

Cuando empezaron a entonar el cántico “albo haz el gol”, se dio el desborde de Lisandro Alzugaray que terminó en el empate. Los abrazos y lágrimas empezaron a hacerse presentes en los lugares donde hinchas de Liga de Quito seguían la final. El alargue únicamente hizo que la tensión aumente y mucho más al saber que se llegaba a la definición por penales. Recordaban que de esta manera ya le ganaron a un brasileño para quedarse con la Copa Libertadores de 2008, y había la esperanza de que eso se repita, ahora en la Sudamericana. También que les ha costado mucho regresar, tras más de una década, a la definición de una corona internacional. Los remates fallados por Paolo Guerrero y Alexander Alvarado los dejaron helados, pero las intervenciones de Alexander Domínguez les devolvieron la ilusión. “Dida, Dida” se escuchaba con fuerza en medio de la ‘infartante’ definición.

El último penal que detuvo Domínguez hizo que las lágrimas de felicidad sean la tónica entre los aficionados. Y el mismo Dida aparecía llorando en las pantallas gigantes o en los televisores de los hogares albos. En la Universidad Central, donde Liga de Quito se fundó hace 105 años, los fanáticos coparon los alrededores del acceso principal. El lugar se pintó de blanco y hasta los techos de las paradas de bus fueron utilizados para seguir el juego. Tras el fin del encuentro, aprovecharon para el tradicional baño en la pileta, algo que es característico cada vez que el cuadro blanco consigue un éxito.

El intenso frío de la noche capitalina no les importó a los aficionados, algunos hasta sin camiseta, que emocionados celebraban la quinta estrella continental. A la par, en varios sectores de la ciudad, los hinchas salieron a las calles, a pie o en auto, para festejar esta nueva hazaña del equipo de sus amores. En medio de la fiesta, los hinchas repetían que este es el inicio de una nueva etapa de gloria para la U. Esperan que la conquista de la Sudamericana sea el impulso para ganar la segunda etapa de la LigaPro y así pelear por sumar otra estrella en el torneo local. Los seguidores albos se preparan para recibir el domingo 29 de octubre a los campeones y para agradecerles su esfuerzo en la cancha, que terminó con esta nueva conquista continental.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

VISIBILIZAR A LA DISCAPACIDAD

La Fundación Rett Ecuador y la Academia en Busca de Sentido se han constituido en los principales estandartes de su meticulosa labor filantrópica. Toda su credibilidad, su red y su experiencia han estado al servicio de su misión de transformar

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore