Informe forense echaría abajo la versión de jugador de El Nacional

La muerte de Nicol Alicia Palomino Mina guarda cierta similitud con la de Lisbeth Baquerizo Muñoz. En ambos casos, al parecer, existió fraude procesal y omisión, lo que ha provocado que los presuntos femicidas anden libremente. Palomino, de 26 años, falleció la madrugada del pasado 15 de octubre. Su deceso se registró en la habitación de un hotel ubicado en las calles 37 y García Goyena, suroeste porteño. El responsable de su muerte sería el futbolista Adrián Angulo Borja, del club deportivo El Nacional. Baquerizo (30 años) fue asesinada en una urbanización de la vía a la costa el 21 de diciembre de 2020.

El caso ha sido catalogado como un posible femicidio, pues el principal sospechoso es su esposo, Luis Hermida, quien está prófugo. Se intentó hacer pasar su deceso como accidental, pero después de la autopsia se determinó que falleció por un traumatismo craneoencefálico causado por heridas hechas con un objeto contundente en la cabeza. Incluso, para tapar las lesiones utilizaron pegamento. En el caso del deceso de Nicol Alicia, el fiscal del Guayas César Peña Morán explica que si bien el jugador en su versión ante la autoridad judicial manifestó que la chica se resbaló en el baño, él tenía la obligación “de manera inmediata” de llamar al ECU-911 o a la Policía Nacional para que la chica reciba atención médica.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

SIN POLÍTICA ENERGÉTICA LOS APAGONES SEGUIRÁN

Ecuador está abandonado a su suerte y a las puertas de nuevos cortes. Es justo reconocer que el actual gobierno enfrenta una situación en su mayor parte heredada, con contratos ya firmados y embrollos perennes, pero la ciudadanía tiene derecho

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore