Uno de los presuntos líderes de una banda criminal pagaba $ 1.500 por alquiler

En el barrio Bascún, de Baños de Agua Santa, provincia de Tungurahua, prefieren olvidar lo sucedido el viernes 13 de octubre de 2023, cuando acribillaron a José Rivas Lozano, alias Joselo, de 42 años, quien sería uno de los líderes del Grupo Delincuencial Organizado (GDO) Los Lagartos.

 Esa noche, en el vecindario que está a la salida de Baños (si es que viene del centro del cantón con dirección para Ambato) se enteraron de que uno de los residentes sería un peligroso individuo. Alias Joselo había arrendado un inmueble cerca de la avenida Amazonas, la arteria principal del cantón, mediante las aplicaciones digitales. • PAGABA RENTA DE ‘PELUCÓN’ El jefe de la Policía en Baños, teniente Santiago Razo, informó que Rivas estaba viviendo en Baños desde el 16 de agosto de 2023.

Él arrendó el inmueble para pernoctar durante un mes, pero su estadía se extendió hasta el día en que fue asesinado. La dueña de vivienda informó a los policías que Rivas le había informado que se dedicaba a construir viviendas y tenía proyectos en Pelileo, Píllaro e incluso en Baños. El inquilino era un ‘pan de Dios’ y pasaba desapercibido. Ni siquiera el elevado costo que pagaba por el arriendo les llamó la atención a los dueños de la vivienda.

 De acuerdo a las investigaciones policiales, Joselo pagaba por transferencia internacional, un valor de 1.500 dólares mensuales, es decir, cuatro veces más que el costo normal de un alquiler en el cantón, aseguró el gobernador de la provincia, Fernando Gavilanes. Nadie recuerda haber escuchado peleas, bailes hasta altas horas de la madrugada o algún comportamiento inusual de parte del nuevo vecino de Bascún, una zona transitada y de mucha actividad.

Al frente de la vivienda donde arrendaba Joselo hay restaurantes, tiendas de abarrotes, locales de comida rápida, ventas de melcochas y jugos de caña, pero nadie se percató de nada extraño con el nuevo residente. Los lujos no les sorprendieron. “Aquí no nos causa novedad ver a turistas en carro de lujo o arrendar sin preocuparse de buscar el pasado judicial, porque es una ciudad de turistas que llega gente de toda clase social”, expresó uno de los vecinos que pidió no ser identificado.

 Mientras que otra comerciante del sector contó que los niños más pequeños de la familia se movilizaban en monopatines modernos y costosos. “Pero qué nos íbamos a imaginar que estaban huyendo y se escondieron en Baños. En el cantón nunca había ocurrido un sicariato, es una ciudad tranquila”, agregó otra comerciante. Dentro de la casa que alquilaba encontraron tres vehículos, uno de los cuales estaba a nombre de la esposa, quien habría adquirido el carro en un patio de carros, en Guayaquil y, según los policías, la negociación habría sido ‘chueca’.

Actualmente, la casa en la que habitó Joselo y su familia está desocupada. • PEDIRÁN PASADO JUDICIAL Por lo ocurrido con Joselo, el gobernador de la provincia, Fernando Gavilanes, aseguró que recién conocieron que en Baños de Agua Santa no es un requisito revisar el pasado judicial de los inquilinos. “Aquí llegan extranjeros o turistas nacionales que ya han arrendado casas por medio de plataformas digitales y nunca ha pasado nada. Pero para evitarnos que lleguen más personas a dañar la seguridad en el cantón debemos ser más cuidadosos a la hora de rentar”, mencionó Lucía Villacís.

El gobernador recalcó que en las asambleas comunitarias, cada semana, exhortan a pobladores que es fundamental que arrienden analizando el historial delictivo para evitar que más sospechosos se escondan en Tungurahua. • SICARIO CHUPABA PALETA A Joselo lo habrían estado siguiendo. Ese viernes 13, cuentan los vecinos, que tres hombres se acercaron hasta una tienda y pidieron jugos y golosinas. Uno se sentó en la vereda, frente de la casa del nuevo inquilino y chupaba una paleta.

 Los otros estaban un poco alejados. A eso de las 18:30, José Rivas y su hijo José Isaac, de 23 años, llegaron a casa. El padre bajó del auto y al abrir el portón para ingresar a la vivienda, lo sorprendió el hombre que chupaba la paleta, quien se levantó, sacó un fusil y lo descargó sobre quien sería uno de los presuntos líderes de Los Lagartos. Los otros dos tipos acorralaron al hijo y lo acribillaron dentro del carro. Los tres atacantes huyeron en una camioneta blanca rumbo a la vía Riobamba-Ambato. La Policía no tiene pistas de ellos.

MÁS NOTICIAS

Portada 2

Crucero llegó a Manta con 1.835 Turistas

Alejandro Montiel, turista chileno, estuvo entre los 1.835 pasajeros que arribaron a Manta a bordo del crucero Norwegian Sun, este viernes 1. El chileno aseguró haber encontrado un ambiente de seguridad en Manta y recomendó a otros extranjeros y locales

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore