ÁRBOLES Y RAZONES

Nos faltan árboles en el espacio provincial como razones en nuestras conversaciones. Cada vez tenemos menos árboles, y cada vez tenemos menos razones para conversar con los vecinos o los parientes, todo se decanta de la manera más feroz por el celular o los computadores.

Hay razones para decir que requerimos árboles en nuestro ambiente actual. Recuperar los que teníamos, o volver a la práctica de los migrantes rurales hacia sectores urbanos para llevarse junto con sus pocos bienes las semillas para plantarlas en el entorno de sus viviendas.

Manabí doblaba en número la población rural, con respecto a la población urbana. Los números son distintos ahora, cuando por primera vez, la población urbana ha superado la cantidad de habitantes rurales. Razones demás para perder árboles en ese proceso grave de reasentamiento y tala de bosques para ubicar barrios.

Falta la frescura que proporcionan los árboles en los enfrentamientos personales entre electores por sus candidatos. Si en el parque Central de Manta y bajo la sombra de un árbol se presenta una acalorada divergencia entre votantes, el reconocimiento de ese árbol que les protege del sol calcinante, podría significar, por una sola vez, encontrar algo bueno en el rival político que les acerque y refresque la discusión. Nos faltan árboles y razones definitivamente.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

ACCIÓN EMPRESARIAL CONCERTADA

Los índices de ventas y empleo son un reflejo de cómo les está yendo a las empresas en este 2024. Las estadísticas oficiales que hablan de una menor facturación y de mayor dificultad para crear trabajo adecuado retratan un escenario

Leer más »
OPINIÓN

EL BOOM DE LOS PODCASTS

En la era digital, el auge de los podcasts ha revolucionado la forma en que consumimos información y entretenimiento. Este fenómeno ha transformado tanto la producción de contenido como su distribución a través de las redes sociales, ofreciendo oportunidades y

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore