Han vencido las personas que quieren un cambio

El candidato presidencial Daniel Noboa, segundo en las preferencias de los ciudadanos en las elecciones Ecuador 2023, se mostró satisfecho de pasar a la segunda vuelta presidencial contra la candidata del correísmo, Luisa González, según las proyecciones del CNE, que lleva el 26,8% de actas escrutadas. González tiene hasta ahora el 33.1%; Noboa el 24.41% y en tercer lugar se ubicar Christian Zurita, sucesor del asesinado Fernando Villavicencio, con el 16.24%.

Noboa felicitó a su equipo y agradeció a las personas que han votado por él en su primera reacción ante la prensa, una vez que ya se conoce casi el 30% de los resultados de las elecciones. “Tenemos un plan, si hay personas que se quieren sumar, con mucho gusto”, dijo Noboa, al ser consultado sobre la suma de apoyos de los demás candidatos. Noboa aún no recibe el apoyo de los otros aspirantes.

¿Es necesaria una coalición para vencer al correísmo?, le preguntaron a Daniel Noboa, hijo del empresario Álvaro Noboa, que intentó cinco veces ser presidente de Ecuador, pero no lo logró. “La gente ya tomó su decisión y van a tener su opción en segunda vuelta. La coalición suena a amarre y no estoy de acuerdo con eso. La alianza es con el pueblo, con eso ganaremos la segunda vuelta”, manifestó el aspirante de ADN.

Noboa destacó que hizo una buena campaña en territorio y admitió que faltaba incrementar el conocimiento de sus propuestas. “Tenemos un gran proyecto, en el debate se repotenció todo el trabajo que veníamos haciendo”. El candidato dijo que esta no es solo su victoria.

“Han vencido todas las personas que quieren un cambio, venció el joven que quiere tener un cupo universitario, un empleo, las familias que quieren seguridad en sus barrios, los adultos mayores que quieren una pensión digna y los empresarios que quieren trabajar sin tener que ser vacunado o con una banca que lo ahorque”.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

UN ESTADO PENETRADO

Las primeras sentencias del caso Metástasis asombran e indignan. Muchos de los involucrados eran policías y, según se demostró en el proceso, no fueron extorsionados ni cooptados, sino que ofrecieron cooperar con el narcotráfico voluntariamente. Queda también la amarga sensación

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore