El IESS busca depurar sus cuentas con una consultoría

La Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) denunció un proceso de contratación que lleva adelante el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Se trata del proceso CPC-IESS-SDNCP-2-23. El IESS busca contratar una consultoría para que ponga sus estados contables en orden. El objetivo es establecer saldos claros sobre activos, pasivos, patrimonio, ingresos y gastos del ejercicio económico 2022.

Además, se debe analizar su portafolio de inversiones, que es administrado por el Banco del IESS. Por esta labor se da un plazo de 540 días y se ofrece un presupuesto de 3,7 millones de dólares. Germán Rodas, coordinador de la CNA, se opone a esta contratación que califica de derroche. “El IESS con su propio personal debe llevar bien las cuentas. Llevarlas mal y buscar consultorías es doble perversidad y corruptela”, dijo.

Para autorizar el proceso, el director general del IESS, Diego Salgado, tuvo que levantar la prohibición para contratar auditorías. El 22 de diciembre de 2020, el Consejo Directivo del IESS resolvió expedir un plan de austeridad y restricción de gastos. Su artículo 6, numeral 6.1 y letra f dice: “Prohíbase la contratación de consultorías con excepción de aquellos estudios en los cuales la institución no cuente con personal especializado”.

Justamente, dentro de los argumentos para contratar estos servicios de contabilidad, el IESS revisó el perfil de sus funcionarios y determinó que no tiene personal que maneje las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y las Normas de Información Contable para el Sector Público (Nicsp).

Además, la Contraloría General Joseph Cazco Arízaga, director Nacional de Gestión Financiera, indicó a EXPRESO que es necesario la depuración de las cuentas del IESS de todas las 249 dependencias. Primero porque la entidad tiene que cumplir con las recomendaciones y disposiciones de la Contraloría, la Superintendencia de Bancos y el Ministerio de Finanzas.

 Segundo, porque dentro de la institución hay muchos funcionarios con las certificaciones internacionales que se necesitan adoptar para el manejo de las cuentas. Cazco asegura que la consultora capacitar a los funcionarios para que ellos apliquen las normas NICSP y ayuden a mejorar la estructura de control interno, pues de deben tener estandarizado procesos, controles y una serie de informaciones y datos que van a ayudar a que se procese en la contabilidad de acuerdo a esos lineamientos.

Finalmente, Cazco dijo que esta contratación se cancelará solo cuando el proveedor entregue los estados de cuenta depurados y con cuando estos reflejen información razonable o confiable.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

LAS ALCALDÍAS, NI PLANIFICAN NI CONTROLAN

Alarma constatar que muchas alcaldías carezcan de una visión estratégica y de una capacidad real de control sobre estos aspectos vitales. La falta de planificación no solo resulta en servicios deficientes, sino que también afecta la calidad de vida de

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore