Las últimas lluvias amenazan la producción de arroz

La incertidumbre se reactiva en el agro debido a las últimas lluvias, que apenas son una antesala de lo que será el fenómeno de El Niño. El primer efecto del temporal sobre el arroz es que ha empezado a restar producción sobre la cosecha de julio.

“Normalmente sin estas lluvias se cogen 50 sacas, cada una de 220 libras, por cuadra; pero por los aguaceros lo que se está recogiendo son 35 sacas”, dijo a Diario EXPRESO Javier Ronquillo, presidente de la Corporación Nacional de Organizaciones de Productores Arroceros (Corpnoarroz).

Ronquillo agregó que, en estos días, la piladora paga 46 dólares la saca de arroz de grano largo, y 42 dólares por el grano corto. El valor está por encima del precio mínimo de sustentación que es de 34,50 y 32,50 dólares respectivamente.

El líder del gremio destacó que ellos están en contra de la especulación y que en este momento el precio del quintal ha bajado un poco, aseguró que la importación de la gramínea está en espera, hasta ver qué pasa con el clima. Al ser cuestionado sobre qué pasará si estas lluvias atípicas continúan y ello sigue mermando la producción, respondió que entonces cuando salga la cosecha del arroz habría el alimento para cuatro meses y no para ocho meses como normalmente ocurre.

Pero advirtió que hay que tener mucho cuidado con llegar a conclusiones adelantadas, sin tener una base técnica, porque no se puede decir que van a seguir las lluvias como tampoco que no. Entonces lo más sensato es esperar este mes y parte del siguiente para tener claro cuál será el resultado de la cosecha de arroz.

“En caso hipotético de que salga arroz solo para abastecer cuatro meses, no habrá escasez del producto, porque enseguida se siembra y se cosecha en cuatro meses. E incluso durante esos cuatro meses se podría hacer la importación a la que ahora nos oponemos, porque existe el grano”, dijo Ronquillo.

Los industriales tienen el permiso para importar, según lo último que indicó el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), pero hasta la fecha no se ha indicado la llegada del arroz extranjero. La compra del alimento a países vecinos se pensó como solución para bajar el precio del quintal que se llegó a vender hasta 62 dólares, ahora se encuentra a 52 dólares.

Aunque ha bajado el precio no ha regresado a los 32 dólares que costaba en enero de 2023. Según el gremio los planes son que se cosechen hasta diciembre de este año 500.000 toneladas. Pero está por verse si habrá un 30 o un 50% menos, como efecto de las lluvias en tiempo de verano.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

LAS ALCALDÍAS, NI PLANIFICAN NI CONTROLAN

Alarma constatar que muchas alcaldías carezcan de una visión estratégica y de una capacidad real de control sobre estos aspectos vitales. La falta de planificación no solo resulta en servicios deficientes, sino que también afecta la calidad de vida de

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore