15 cantones en peligro por deslizamientos e inundaciones

La Alcaldía de Portoviejo, en Manabí, realiza la limpieza de canales para
prevenir inundaciones por el fenómeno de El Niño.

En Manabí, 15 de los 22 cantones concentran una alta fragilidad a deslizamientos e inundaciones, según la Secretaría de Gestión de Riesgos, considerando que toda la provincia está en alerta amarilla ante la inminente llegada del fenómeno de El Niño. “No se sabe a ciencia cierta cuál será su impacto real, entonces, es mejor prevenir”, asegura Braulio Aguirre, director de la Secretaría de Gestión de Riesgos en la Zona 4, que comprende Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas.

Aguirre enumera las acciones concretas de prevención, mitigación y hasta de respuesta que realizan en Manabí: Planes de contingencia cantonales. Socialización de lineamientos. Mantenimiento vial. Ampliación de sumideros de aguas lluvias, desazolves, manejo de alojamiento, identificación de espacios para albergues, rutas de evacuación y mingas comunitarias.

Pero hay un agravante que preocupa a las autoridades: “Los sistemas de alcantarillado, en la mayor parte de las ciudades, tiene mucho más de 10 años, incluso casi 20 años, y ya han cumplido su vida útil”. Además, la basura acumulada en el alcantarillado ha provocado que una lluvia mínima colapse el sistema. La Secretaría de Gestión de Riesgos en la Zona 4 asegura que las circunstancias del fenómeno de El Niño de 1997 no son las mismas, porque hay que obtener nuevos datos tomando en cuenta la población, vivienda, infraestructura y servicios.

LA ‘MULTIAMENAZAS’

La Secretaría de Gestión de Riesgos ha identificado multiamenazas en Manabí, las cuales están distribuidas en los 22 cantones de la provincia y se categorizan por la susceptibilidad alta y media a movimientos de tierra e inundaciones.

Los cantones como Pedernales, Jama, Flavio Alfaro, Santa Ana, Olmedo y Jipijapa tienen susceptibilidad alta de deslizamientos. Mientras que Jama, Chone, Tosagua, Bolívar, Sucre, Rocafuerte, Portoviejo, Santa Ana y Junín están identificados como zonas con alta susceptibilidad a inundaciones.

La categoría media para inundaciones y deslizamientos aplica para todos los 22 cantones. Pero las autoridades de la provincia deben de tener en cuenta que en Manabí aún tienen secuelas del fenómeno de 1997, del terremoto de 2016 y de la deteriorada vialidad estatal y rural. El director de Gestión de Riesgos expone otros temas preocupantes como los oleajes y el incremento del nivel del mar “por el calentamiento global”. “Son elementos que ya lo hemos vivido en la provincia, incluso el mes pasado tuvimos afectaciones en Crucita y lo que se busca es proteger las infraestructuras, porque existe una reducción de arena en las playas”, explica el funcionario.

UNA MANCOMUNIDAD

A más de la recolección de información para la implementación de albergues, también se preparan para la reserva de alimentos. Por ejemplo, desde el Terminal Portuario Manta (TPM) informaron que para contribuir a Manta y Manabí realizan la construcción de bodegas multipropósito en la que tienen previsto almacenar más de 24.000 metros cúbicos de granos, alimentos no perecibles, entre otros.

Además, los seis cantones del centro norte quieren concretar la creación de una mancomunidad, que les permita trabajar conjuntamente para mitigar los efectos de El Niño. Chone, Flavio Alfaro, Tosagua, Bolívar, Sucre y San Vicente pretenden primero exhortar al Gobierno Nacional para que priorice la atención en obras de vialidad, salud, atención al agro y ganadería.

MÁS NOTICIAS

EDITORIAL

SIN POLÍTICA ENERGÉTICA LOS APAGONES SEGUIRÁN

Ecuador está abandonado a su suerte y a las puertas de nuevos cortes. Es justo reconocer que el actual gobierno enfrenta una situación en su mayor parte heredada, con contratos ya firmados y embrollos perennes, pero la ciudadanía tiene derecho

Leer más »
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore